Archivo de la etiqueta: blanca nieves

el objetivo ¡atención! está aquí

hola, buen día

hace mucho tiempo …

escuché algo simpático de apariencia, de valiosa esencia, relacionado con los niños y el teatro,

es el hecho recurrente en cada función, cuando aparece el malo que quiere engañar y hacer daño (el malo siempre sugiere mentir, engañar y dañar) los niños empiezan a abuchear y  lanzan gritos de alerta,

así, los pequeños le advierten a la inocente caperucita del lobo; los niños muy preocupados avisan que ahí viene ¡la malvada hechicera!; ¡le suplican a blanca nieves que no coma de esa manzana! …

“¡está envenenada!” “¡no la comas!”

claman las pequeñas voces en un consejo gratuito, sabio, puro, poderoso, elevado… muy parecido a la primera de todas las “sugerencias”…

pero blanca nieves no hace caso, ni pinocho oye, ni la princesa escucha …

todos ellos están muy concentrados en lo que hacen (pregúntenle a un niño)

parece que no se dan cuenta de las voces inocentes y conocedoras asistentes

en otro nivel de realidad, al revisar la historia del cuento, dependiendo del personaje, el guion nos revela que no piden consejo o no logran escucharlo

y en otro nivel de realidad, en la vida diaria: … es personal … sin embargo en promedio, la actuación es semejante

 …

esto ocurre simplemente por la libertad tan grande que experimentamos hoy,

es difícil darse cuenta del tipo de prueba que estamos atravesando y en general no pedimos consejo,

además no es fácil escucharlo y seguirlo,

pedir o escuchar el consejo adecuado y el darse cuenta de la prueba es el inicio de la solución y el acercamiento espiritual

/

si continuamos en el ámbito de cuentos y relatos, recordamos densos bosques y los relacionados con el sentimiento ácido de perderse o extraviarse en uno de ellos

de niños es fuerte escuchar la alerta en un cuento, y tremendo el impacto ante la posibilidad de extraviarse o sentirse perdido,

los cuentos según su esencia y presentación, tienen un valioso poder espiritual

(los cuentos provienen de altas esferas espirituales y su nivel de enseñanza es sublime y poderoso)

/

el sentirse perdidos, extraviados o separados de nuestros papás es una experiencia fuerte,

y si alguna vez pasamos por este amargo pasaje, sabemos la intensa alegría que produce el reencuentro, el retorno, regreso (es como el regalo de ¡una vida nueva!)

(…)

cuando los años crecen, las alertas ruedan y los obstáculos se elevan

(realmente cada obstáculo es una prueba de elevación)

el separarse de lo valioso y apreciado, continúa presentándose como una alta dificultad

como la partida física de nuestros padres y nuestros amados cercanos

/

la prueba nuevamente nos pone en el centro del relato, en medio del cuento y en ocasiones: el sentimiento de extraviados reaparece

entonces no podemos ver con claridad en donde estamos, menos aún el tipo de camino por el cual transitamos,

la confusión a veces trae consigo un dolor intenso, prolongado y en ocasiones éste nos quiere desaparecer,

pero para permanecer, para estar vivos, necesitamos clamar por ayuda, escuchar, observar nuestro camino, y hacia dónde nos lleva…

el momento tenso se agrava porque generalmente el extraviado no se da cuenta que está extraviado

{cuidado}

[(en los cuentos y relatos la solución se manifiesta cuando el protagonista se da cuenta que está extraviado)

(en el nivel de la vida diaria así es)

(así es)]

dura prueba

el pasaje es difícil

 (…)

bien,

el pasaje (la prueba) es una alta oportunidad, en la medida en que uno percibe se encuentra dentro de ella, es decir algo extraviado,

entonces así de grande es el deseo de salir de ese lugar inmundo y encontrar el mapa espiritual, el objetivo de nuestra vida,

la oportunidad es del tamaño del anhelo

dicen los más elevados maestros que una las cosas más valiosas a recordar es saber casi con certeza para qué estamos aquí (literalmente: saber el objetivo)

¿para qué estamos aquí?

¿por qué nacimos en esta familia? ¿en esta ciudad? ¿en este país?

¿cuál es el objetivo de nuestra vida?

también afirma la mayoría de los comentaristas que el promedio humano no lo sabemos

que en general estamos dormidos

es lo “normal”

dormidos por nuestras actividades que realizamos “despiertos”

o por los relatos que escuchamos que conforman “la realidad” que aceptamos

los relatos que escuchamos, nos duermen (cualquier niño lo sabe)

y despertar es una palabra muy poderosa en lo espiritual

en nuestra vida, aquí, en este momento

estas sacudidas de la “realidad” (las pruebas espirituales, encabezadas por la partida de un ser querido, el sentimiento o el presentimiento de estar extraviados, etc.) pueden llevar a preguntarnos toda esta serie de cuestionamientos clave para llegar recordar, o acercarnos a la información de nuestra misión espiritual,

el objetivo de nuestra vida (a nivel personal, comunidad, país, pueblo, humanidad)

las sacudidas también despiertan

/

las respuestas adecuadas, nos acercan al objetivo espiritual de nuestra vida

la información espiritual adecuada, nos despierta del sueño cada día del cuento que a veces parecemos “vivir”

sí, el despertar espiritual despierta

y esto es algo sorprendente y maravilloso: un cuento (con fuerte esencia espiritual), un relato sagrado, nos puede despertar y endulzar -con la acción adecuada- la amargura del “cuento”, de la historia densa que estamos experimentando

pasaje que puede presentarse como pesadilla

porque no hay escena más dramática que el imaginarse estar solo en un bosque, un desierto, un lugar inhóspito con animales salvajes acechándonos, escuchar su malévolos ruidos, recordar nuestra historia, a nuestra familia, a nuestros ancestros, tal vez abandonados por los padres quienes partieron inesperadamente, etcétera,

estar en este episodio es tremendo

{cuidado}

son muchos los detonantes y posibles causas de esta capítulo negativo

{la depresión, una enfermedad, los desaparecidos amados, alcoholismo, drogas, bancarrota, la aparente situación actual …}

los malestares y daños que producen son de alto cuidado

y de este dolor observado la causa principal es la falta de objetivo, la dificultad de recordarlo, no tenerlo presente

el objetivo es a la vez el remedio más poderoso para matizar el dolor o eliminarlo por completo

y aunque parezca extraño, es a veces solamente en ese desierto en el que podemos escuchar la voz adecuada y recibir nuevamente el mapa

(…)

¿qué hacer?

lo primero es silenciarlo todo

 

apreciar el silencio

el humilde silencio

entonces suplicar al Creador por recibir la información espiritual adecuada para acercarse a ese objetivo

por eso también el Creador hace nuevo cada día, cada mes, cada año

por la bondadosa oportunidad de empezar de nuevo,

del silencio a la primera acción adecuada

a la súplica

a la siguiente acción adecuada

orando por acercarse más al objetivo para que éste se vuelva cada vez más claro

(…)

con un poco de aliento y vista,

con un poco de oído y vida,

aún en ese lugar desértico muy parecido al infierno, la vida tiene un objetivo

es la relación personal con el Creador la cual recuerda cada día el objetivo y nos acerca a él,

y a Él

el más simple objetivo es tener conocimiento del Nombre (¡bendito sea!) y simplemente servirLo, con palabras perfeccionadas

/

incluso ese lugar lleno de dolor, esa pesadilla indescriptible, esos pasajes difíciles de pronunciar, el cuento mismo, tienen un objetivo:

y es sencillamente recordarnos el objetivo

y una vez encaminados en el sendero adecuado hacia éste,

empezamos a percibir con claridad creciente que todo es bueno

hoy, aquí (donde quiera que te encuentres): la luz del objetivo ilumina nuestra vida

(¡una feliz vida nueva!)

jaime kurt

 

la luz del objetivo ilumina nuestra vida

 

Si deseas que te avisemos cuando un nuevo post sea publicado, o bien deseas recibir noticias de las novedades de bioconciencia, es muy fácil suscribirse, solo escribe tu nombre y tu email.

Gracias.

bioconciencia.com